BUENOS AIRES CLIMA

RADIO ALMAFUERTE

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Economia Alerta económica: Se registra un desplome en la inversión privada, generando preocupación en el panorama financiero
Alerta económica: Se registra un desplome en la inversión privada, generando preocupación en el panorama financiero
  • Compartir
  • 37

Alerta económica: Se registra un desplome en la inversión privada, generando preocupación en el panorama financiero

El sector privado experimenta una disminución generalizada de ventas entre el 10% y el 30%, sumergiéndose en un escenario de máxima incertidumbre que ha llevado a un freno significativo en los planes de inversión. A pesar de que el año apenas comienza, ya se vislumbra como uno de los peores en décadas.

Empresarios y economistas que vigilan de cerca la inversión privada auguran un año que va desde malo hasta espantoso en este ámbito, reflejando la situación caótica general. En la gran mayoría de los sectores de consumo masivo y servicios, se evidencia una caída de ventas y actividad que oscila entre el 10% y el 30%, con la perspectiva de más dificultades a corto plazo. Este es el clima empresarial que ha consolidado el gobierno de Javier Milei al inicio de su mandato, tras llevar a cabo medidas como devaluar, liberar precios y desregular la economía, esencialmente detonando una bomba atómica para prevenir algo aún peor.

Industrias textiles, metalúrgicas, automotrices, alimenticias, fabricantes de muebles y maquinaria, constructoras, cadenas comerciales, gastronomía, turismo, economías regionales; prácticamente ningún sector escapa al impacto pleno de la crisis en términos de producción y ventas. Las empresas, tanto grandes como pymes, se encuentran en una constante revisión o suspensión de presupuestos y planes de inversión.


"Hay una recesión de proporciones bíblicas", describe un empresario del retail al hablar sobre las consecuencias de estas medidas. Hernán Letcher, titular del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), destaca la máxima incertidumbre actual y la enorme inseguridad jurídica derivada de numerosas leyes cuyo resultado final es incierto. "Son muy pocos los que pueden planificar una inversión en estas condiciones", agrega Letcher.

El diagnóstico coincide entre dos consultores con estrechos vínculos con el mundo empresarial, Orlando Ferreres y Nadin Argañaraz.

"Hay demasiadas cuestiones que no están definidas para encarar una inversión. Desconocemos aspectos básicos de cómo continuará el plan económico. Si bien las señales son contrarias a una dolarización, y no veo ningún sector que esté empujando ese proyecto, tampoco puede descartarse. Todavía queda mucha suba de precios y mucha recesión por delante. Y fundamentalmente resta saber qué quedará en pie de la ley ómnibus y del DNU. No es lo mismo que se aprueben incentivos para diez sectores que para tres. 2024 es un año que parece perdido para la inversión privada", advierte Argañaraz, presidente del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).


"La inversión bruta interna fija aumentó cuando el dólar era barato para las importaciones de bienes de capital. Ahora que eso está terminando ya no se esperan variaciones significativas de la inversión", explica Ferreres. Su pronóstico es que el PIB sufrirá este año una contracción del 2,7 por ciento, en tanto que la inversión privada caerá 1,7. "2024 es un año de ajustes. Estimo que 2025 será bueno para la economía y para la inversión", apuesta el consultor.


TE PUEDE INTERESAR