BUENOS AIRES CLIMA

RADIO ALMAFUERTE

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Economia La Inflación sigue por las nubes
La Inflación sigue por las nubes
  • Compartir
  • 26

La Inflación sigue por las nubes

La inflación está mostrando signos de desaceleración, aunque sigue siendo elevada y avanzando a un ritmo lento. En abril, se observan nuevas subidas en los precios regulados, lo que contribuye a mantener la incertidumbre en el mercado cambiarlo.


La inflación en marzo alcanzó el 11 por ciento, lo que suma un aumento del 51,6 por ciento en apenas tres meses. Los sectores que lideraron estas subidas fueron educación, comunicación, servicios asociados a la vivienda, transporte, alimentos y bebidas. En términos interanuales, los precios muestran un alza del 287,9 por ciento.

A pesar de que el 11 por ciento registrado en marzo podría parecer "moderado" en comparación con las alarmantes predicciones de una hiperinflación, este dato sigue siendo preocupante. Además, representa apenas un punto porcentual por debajo del peor registro durante el gobierno anterior de Alberto Fernández.

El ministro de Economía, Luis Caputo, celebró la continuación de la desaceleración de la inflación desde diciembre. Destacó que la inflación núcleo, que excluye los componentes regulados y estacionales, fue del 9,4 por ciento, siendo la primera vez desde octubre del año pasado que se encuentra en un dígito mensual.

A pesar de estos avances, la desaceleración de la inflación se está produciendo desde niveles extremadamente altos y a un ritmo lento. Los datos muestran que durante el gobierno anterior, la inflación alcanzó su punto más alto en noviembre pasado, marcando el 12,8 por ciento en un contexto político caótico.

Desde entonces, los números han disminuido gradualmente, pero siguen siendo preocupantes: 25,5 por ciento en diciembre, 20,6 por ciento en enero, 13,2 por ciento en febrero y 11 por ciento en marzo. Estos datos reflejan un intento deliberado de impulsar la inflación por parte del gobierno actual, en un esfuerzo por recuperar la rentabilidad de los grandes grupos económicos a expensas de los salarios y otros ingresos.

La desaceleración de la inflación es importante, pero el Gobierno aún enfrenta desafíos significativos, especialmente con los próximos aumentos tarifarios y la creciente presión sobre el dólar. La sostenibilidad de la economía en esta situación es cada vez más cuestionada, y cualquier devaluación futura podría desencadenar nuevos aumentos de precios.

En cuanto a los sectores que registraron mayores aumentos, la educación encabezó la lista con un aumento del 52,7 por ciento, seguido por comunicación con el 15,9 por ciento y vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles con un aumento del 13,3 por ciento. El sector de alimentos y bebidas también experimentó un aumento significativo del 11,5 por ciento.

En resumen, aunque se observa una desaceleración de la inflación, los niveles siguen siendo preocupantes y la economía enfrenta importantes desafíos en los meses venideros.



TE PUEDE INTERESAR