BUENOS AIRES CLIMA

RADIO ALMAFUERTE

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Noticias Marzo: Mes de la Historia de la Mujer
Marzo: Mes de la Historia de la Mujer
  • Compartir
  • 48

Marzo: Mes de la Historia de la Mujer

Marzo es reconocido en los Estados Unidos como el Mes de la Historia de la Mujer, destacándose el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Quiero, entonces, por este medio felicitar a mis hermanas en la fe, y de paso, dar testimonio, aunque sea de forma breve, del inmenso legado que tenemos a través de las Sagradas Escrituras, de mujeres dignas de imitar. Si bien en estas fechas se destacan los logros obtenido por nosotras, vivimos en momentos de gran confusión. Y nos toca a nosotras publicar las bondades de nuestro Dios. Somos su máxima creación. Y de ello, no hay duda, no importa quien no lo reconozca. Recientemente, durante una sesión para elegir a una nueva jueza al Tribunal Supremo, se le pidió a la entonces candidata, la Jueza Ketanji Brown Jackson que definiera el término “mujer”, a lo que ella respondió: “No puedo… no soy bióloga”.

A la edad de 16 años me encontré con Jesús y a través de la Biblia descubrí que en momentos cuando el éxito, la enfermedad, o las tormentas tocan a mi puerta, hay como mínimo 316 ejemplos de mujeres en la Biblia que surgen con el consejo apropiado; lo que debo hacer o lo que NO debo hacer. He aquí tres mujeres que desde temprana edad marcaron mi vida.

Comenzaré con Ruth, su declaración a Noemí, “No me ruegues que te deje, y que me aparte de ti: porque donde quiera que tú fueres, iré yo; y donde quiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios”. Especialmente la frase, “tu Dios mi Dios” me conmovió. Y de muy jóven me enseñó a discernir a las personas tomando en consideración su compromiso con Dios. Que muchos dolores de cabeza me he evitado a través del tiempo.


La reina Esther me retó de forma diferente, ¿estaría dispuesta a servir al Señor hasta las últimas consecuencias? Ante el reto que le presentara su tio Mardoqueo, “¿Y quién sabe si para esta hora te han hecho llegar al reino?” La Reina Ester contesta, “Ve, y junta á todos los Judíos que se hallan en Susán, y ayunad por mí, . . .y así entraré al rey, aunque no sea conforme á la ley; y si perezco, que perezca.” Y su valentía salvó al pueblo judío, y todavía hoy en día el pueblo judío celebra la valentía de esta mujer a través de la Fiesta de Purim. Ester me enseñó a ser valiente y hacer lo que es correcto en todo tiempo (por lo menos trato).

Y que me dices de Débora, quien fuera esposa y ama de casa, consejera, jueza, profetiza, y poeta. Estos eran tiempos difíciles. Y ella llamó a Barac y le dijo: “Esto ha ordenado el Señor, Dios de Israel: “Ve, marcha al monte Tabor y lleva contigo a diez mil hombres de los hijos de Neftalí y de los hijos de Zabulón”. Sin embargo Barac le respondió: “Si tú vas conmigo, yo iré; pero si no vas conmigo, no iré”. A lo que ella responde, “yo iré contigo.” WOW. Sin duda una Mujer Maravilla. Edith Deen, en su libro All the Women of the Bible nos dice que Débora es la única mujer en la Biblia que fue colocada en la cima del poder político por el consentimiento común del pueblo. Según Mrs. Deen, hay pocas mujeres en la historia que hayan alcanzado la dignidad pública y la autoridad suprema de Débora. Ella le compara con Juana de Arcos, que 27 siglos después, cabalgó al frente de los franceses y los condujo a la victoria durante la fase final de la Guerra de los Cien Años. Débora fue una libertadora en tiempos de guerra.

Entiendo que hay movimientos contemporáneos que desean reconocer la labor y valor positivo de la mujer ante las naciones. Y eso vale. Sin embargo, el mejor defensor de la mujer lo sigue siendo nuestro Dios. Así, que en el Mes de la Historia de la Mujer a Dios sea toda gloria y honor.



Alma Villegas


TE PUEDE INTERESAR