BUENOS AIRES CLIMA

RADIO ALMAFUERTE

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Noticias Bechamel, el Arte de la Cremosidad Perfecta
Bechamel, el Arte de la Cremosidad Perfecta
  • Compartir
  • 19

Bechamel, el Arte de la Cremosidad Perfecta

Descubrí hoy los secretos detrás de la salsa bechamel (también llamada salsa blanca), desde sus simples ingredientes hasta su exquisita cremosidad. Con esta receta y estos secretos, ¡te convertirás en un maestro de la cocina!


Ingredientes:


50g de mantequilla (si no hay manteca se puede reemplazar por aceite)

50g de harina

500ml de leche caliente

Sal, pimienta y nuez moscada al gusto


Desarrollo: La salsa bechamel es una de las bases más versátiles y deliciosas de la cocina, utilizada en una variedad de platos, desde lasañas hasta croquetas. Aquí te presentamos una receta clásica y algunos consejos para perfeccionarla.

 

  1. Preparación de los ingredientes: Mide y prepara todos los ingredientes antes de comenzar. La precisión en las proporciones es clave para obtener la consistencia perfecta.

  2. Fundir la mantequilla: En una cacerola a fuego medio, derrite la mantequilla. Es importante no dejar que se dore.

  3. Agregar la harina: Una vez que la mantequilla esté completamente derretida, agrega la harina y mezcla bien con un batidor de varillas. Cocina esta mezcla, conocida como roux, durante unos minutos para eliminar el sabor a harina cruda.

  4. Incorporar la leche caliente: Poco a poco, vierte la leche caliente sobre el roux, mientras mezclas continuamente para evitar la formación de grumos. Es fundamental agregar la leche gradualmente para lograr una textura suave y uniforme.

  5. Cocinar hasta espesar: Continúa cocinando la salsa a fuego medio-bajo, revolviendo constantemente, hasta que espese y alcance la consistencia deseada. Esto puede llevar unos 10-15 minutos. La salsa debe cubrir el dorso de una cuchara sin gotear de manera excesiva.

  6. Saborizar: Una vez que la salsa haya espesado, sazónala con sal, pimienta y nuez moscada al gusto. La nuez moscada aporta un sabor distintivo que realza el perfil de la salsa, pero añádela con moderación para no dominar los otros sabores.

  7. Retirar del fuego y servir: Una vez que la salsa haya alcanzado la consistencia deseada y esté bien sazonada, retírala del fuego. Puedes usarla de inmediato en tus platos favoritos o dejarla enfriar para usarla más tarde.

 

Modos de uso:


La salsa bechamel es extremadamente versátil y se puede utilizar en una amplia variedad de platos. Aquí tienes algunas sugerencias:


  1. Lasagnas y canelones: Es una base común para las capas de pasta en las lasagnas y los canelones, proporcionando una textura cremosa entre las capas de pasta y relleno.

  2. Croquetas y buñuelos: Se puede usar para ligar los ingredientes en croquetas de pollo, pescado, verduras, o en buñuelos de espinacas, coliflor, entre otros, antes de freírlos.

  3. Pasta al horno: Es el ingrediente clave para preparar platos de pasta al horno como la pasta gratinada o la pasta con salsa bechamel y jamón.

  4. Salsas y guisos: Puede utilizarse como base para salsas más complejas, como la salsa mornay (salsa bechamel con queso), que es ideal para acompañar platos de pescado, vegetales o pastas.

  5. Cubierta para verduras gratinadas: Baña verduras como coliflor, brócoli o alcachofas en salsa bechamel, espolvoréales queso rallado y gratínalas en el horno para obtener un acompañamiento delicioso.

  6. Rellenos de empanadas o pasteles: Agrega sabor y humedad a los rellenos de empanadas, pasteles o quiches, haciendo que el interior sea más jugoso y sabroso.

  7. Acompañamiento para carnes y pescados: Puedes usarla como acompañamiento para carnes y pescados, especialmente si la sazonas con hierbas aromáticas o especias que complementen el plato principal.

  8. Dips y salsas para snacks: Mezclada con diferentes ingredientes como queso, espinacas, champiñones u otros vegetales, se convierte en una deliciosa salsa para mojar snacks como nachos, palitos de verduras o pan tostado.

 


Estas son solo algunas ideas, pero la creatividad es el límite cuando se trata de utilizar la salsa bechamel en la cocina. ¡Y ya lo tenes! Con estos simples pasos y un poco de práctica, estarás preparando una salsa bechamel deliciosa y cremosa que elevará cualquier plato que toque. ¡Disfruta de tu creación culinaria!



TE PUEDE INTERESAR