BUENOS AIRES CLIMA

RADIO ALMAFUERTE

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Sociedad Fin del programa Potenciar Trabajo: Gobierno intensifica disputa con movimientos sociales
Fin del programa Potenciar Trabajo: Gobierno intensifica disputa con movimientos sociales
  • Compartir
  • 29

Fin del programa Potenciar Trabajo: Gobierno intensifica disputa con movimientos sociales

El Ministerio de Capital Humano ha introducido cambios en su estrategia de asistencia social, sustituyendo el plan social principal por dos nuevos programas y dividiendo a los beneficiarios en categorías según su edad y situación socioeconómica, bajo el argumento de promover la creación de empleo. Uno de estos programas era una iniciativa previamente establecida por Sergio Massa. Además, se ha eliminado la intermediación en este proceso. Ante estas medidas, la UTEP y la Unidad Piquetera están organizando un plan de acción para expresar su desacuerdo.

El programa social principal del Estado en los últimos ocho años, el Potenciar Trabajo, ha sido oficialmente reemplazado. Después de una reducción gradual en su monto, que este mes se fijó en 78 mil pesos, equivalente a la mitad del Salario Mínimo Vital y Móvil, el Gobierno ha optado por implementar dos nuevos programas: "Volver al Trabajo" y "Acompañamiento Social". Desde el Ministerio de Capital Humano, aseguran que esta medida no implica, al menos por ahora, una reducción en la cantidad de beneficiarios informales y desempleados, que ascienden a 1,4 millones. Sin embargo, la decisión busca generar estrategias más efectivas para que los beneficiarios accedan al mercado laboral formal y, al mismo tiempo, eliminar la intermediación de las organizaciones sociales y municipios en la gestión de los recursos del programa.

La ministra Sandra Pettovello ha atribuido la falta de eficacia del programa a estas intermediaciones, lo que ha profundizado la tensión entre los movimientos sociales y el Gobierno. Este conflicto se arrastra desde ajustes en los comedores populares y amenazas de dar de baja a los beneficiarios que protesten en las calles. Para Eduardo Belliboni del Polo Obrero, esta medida es vista como un ataque a los trabajadores y desempleados, que puede aumentar la vulnerabilidad de los barrios frente al crimen organizado.


Alejandro "Peluca" Gramallo, secretario general de la UTEP, considera que esta medida refleja una ruptura total con las organizaciones sociales, exacerbando la situación en un contexto de creciente conflictividad social. Ante este escenario, la UTEP y la Unidad Piquetera están acelerando sus planes de movilización, con posibles marchas a finales de esta semana, en un esfuerzo por reclamar mayor asistencia para los comedores y expresar su descontento con las políticas del Gobierno.


La decisión de poner fin al Potenciar marca el cierre de ocho años de implementación de este programa, que tuvo sus raíces en la Ley de Emergencia Social sancionada por el Congreso a fines de 2016 durante el gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo, el nuevo paso dado por el Gobierno, como lo describió Pettovello, no parece ser tan novedoso. De los dos programas creados en reemplazo, "Volver al Trabajo" es en realidad una reedición del "Programa de Inclusión Laboral", que fue instaurado por Massa y Alberto Fernández a través del decreto 565/2023, publicado el 31 de octubre pasado, antes de la segunda vuelta presidencial.

Este programa, ahora retomado por Milei y Pettovello como una solución al desempleo, tiene su origen en otros programas anteriores, como el "Puente al Empleo", que buscaban capacitar a beneficiarios del Potenciar Trabajo para integrarlos en el mercado laboral formal, especialmente en Pymes que recibían beneficios impositivos a cambio.

Sin embargo, estos programas no lograron alcanzar sus objetivos, a pesar de las buenas intenciones de los ministros. Según información pública, a principios de 2023 solo un número reducido de beneficiarios del Potenciar Trabajo había obtenido empleo formal a través del "Puente al Empleo". Esto pone de manifiesto que el verdadero problema radica no tanto en las políticas implementadas, sino en la situación del mercado laboral.


Como señaló Gramajo, el panorama en los barrios se está volviendo cada vez más complicado, lo que dificulta aún más la inserción laboral de los beneficiarios. Belliboni agregó que el problema no reside en la capacitación de las personas, sino en la falta de oportunidades laborales en un contexto económico desafiante. Las medidas gubernamentales actuales están dejando a miles de personas sin empleo, lo que genera una situación de hambre en lugar de nuevas oportunidades laborales. En este sentido, si no mejora la economía, será difícil encontrar nuevos empleos.


TE PUEDE INTERESAR