BUENOS AIRES CLIMA

RADIO ALMAFUERTE

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Sociedad Comedores comunitarios, sin fondos del Estado
Comedores comunitarios, sin fondos del Estado
  • Compartir
  • 59

Comedores comunitarios, sin fondos del Estado

La razón oficial para la suspensión de la asistencia a los comedores es presentada como un esfuerzo por mejorar el sistema. Sin embargo, las organizaciones que trabajan en el ámbito social denuncian que la situación es "desesperante".

El Gobierno ha decidido mantener suspendidos los envíos de fondos y alimentos a comedores comunitarios en todo el país, argumentando que buscan mejorar el sistema. Sin embargo, las organizaciones sociales denuncian que la situación es cada vez más desesperante. Ayer se produjo un cambio en la Tarjeta Alimentar, que cubre a una población limitada.

La Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, dependiente del Ministerio de Capital Humano, no ha ejecutado las partidas de los programas alimentarios destinados a comedores populares que se habían renovado según el presupuesto de 2023. Esta decisión contribuye al ajuste fiscal, impactando en los grupos más vulnerables de la sociedad. A pesar de un superávit fiscal acordado con el FMI, se suspendieron programas con financiamiento del BID y locales para la compra de alimentos, afectando al "Plan Nacional Argentina contra el Hambre" y otros destinados a comedores comunitarios y escolares, sumando alrededor de 180.000 millones de pesos presupuestados.


La ejecución presupuestaria destinada a comedores comunitarios ha pasado del 24% en enero de 2023 al 0% en la actualidad, según datos oficiales. Solo se han ejecutado los giros para la Tarjeta Alimentar, que cubre una asistencia acotada para niños y niñas de hasta 14 años. Organizaciones y movimientos sociales critican la demora y la calidad de las compras estatales, alegando que, en muchos casos, logran obtener mejores precios al comprar al por mayor y conocer los comercios locales.

La situación en los comedores comunitarios es desesperante, con un aumento en la demanda y la distribución de raciones más pequeñas. A pesar de las críticas a la calidad de la comida y la entrega intermitente del Estado, la suspensión de asignaciones físicas y monetarias a los comedores agrava la situación. Las organizaciones sociales y referentes comunitarios están exigiendo respuestas y soluciones con urgencia, destacando la necesidad de mantener el apoyo a los sectores más vulnerables de la sociedad.


TE PUEDE INTERESAR