BUENOS AIRES CLIMA

RADIO ALMAFUERTE

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Sociedad El gobierno multó por 180 millones a P&G, Molinos Río de la Plata, Arcor y Sancor
El gobierno multó por 180 millones a P&G, Molinos Río de la Plata, Arcor y Sancor
  • Compartir
  • 68

El gobierno multó por 180 millones a P&G, Molinos Río de la Plata, Arcor y Sancor

Por la disparada de los precios, la relación se tensó. "Había que actuar para cambiar la tendencia", aseguran desde el equipo económico que entienden que en mayo y sobre todo junio, la inflación se desacelerará.

"Relación áspera", "reuniones bastante tensas" y "discusiones fuertisimas". De esta manera se refieren en el equipo económico a los últimos meses de negociaciones con empresas por el cumplimiento de los acuerdos de precios y el acceso a las importaciones que se llevaron a cabo en el edificio de Roca 651 donde se encuentra la Secretaría de Comercio. El resultado, según el gobierno: una inflación en proceso de desaceleración "a pesar de que todos pensaban que se nos iba a dos dígitos" y 3500 millones de pesos en multas por incumplimientos desde que asumió Sergio Massa.

A 48 horas de que el Indec publique el número de inflación de mayo, se nota un optimismo en el equipo económico. La medición de los alimentos y bebidas, el rubro que más preocupa al gobierno por su fuerte incidencia en el IPC y en el ánimo y el bolsillo de las personas, comenzó a desacelerarse de acuerdo a lo que Economía mide a través de scraping en la web y supermercados. "Entendemos que en mayo empezó a impactar parte de lo que trabajamos en los acuerdos de precios a 90 días, y el índice de CABA y Córdoba lo adelantaron. Haber autorizado un aumento de 3,2 al 5 por ciento mensual de los productos de Precios Justos en las grandes cadenas, generó que haya una menor traslación del margen de ganancia de esos productos que los proveedores cargaban en los comercios de cercanía", aseguran en diálogo con este diario desde el equipo económico.


Una de las explicaciones del aumento del rubro más sensible del índice- los alimentos- por encima de la suba general de precios se explica particularmente por los precios en comercios de cercanía. Es decir aquellos almacenes, kioskos, verdulerías y superchinos en el que consumen más del 60 por ciento de los y las argentinas y que, por su atomizada oferta, el gobierno no puede controlar. El último relevamiento de la Secretaría de Comercio arrojó una diferencia de 34 por ciento promedio de precios entre estos dos canales durante la primera quincena de mayo, con algunos rubros como el azúcar Ledesma o el arroz Gallo que son 98 por ciento más caros en comercios de cercanía. "Eso generó un cruce de consumo en los canales, con una tensión en cantidades por exceso de oferta en el canal moderno y una tensión de precios en el canal tradicional o de barrio".

De acuerdo con el recorrido histórico, la brecha de precios entre ambos canales debería estar en el orden de 25 puntos, pero "en mayo se comenzó a corregir y en junio mucho más gracias al programa Precios Justos barriales", confían en Economía, que agregan que aspiran a que en julio baje entre 3 y 5 puntos para llegar, por lo menos, a 29 por ciento de diferencia.

Multas

Una de las banderas que flamea el equipo económico del ministro de Economía son las sanciones a las empresas incumplidoras de los acuerdos. "Son 3500 millones de pesos en multas acumuladas desde que comenzó la gestión de Sergio Massa", aseguran. Este lunes, la Secretaría de Comercio multó por 180 millones de pesos a cuatro empresas de consumo masivo. Son Molinos Río de la Plata, que fue sancionada por 65 millones de pesos por comercializar fideos con iguales características pero con envases con diferencias imperceptibles (“Tirabuzón” y “Fusilli”), y precios sustancialmente distintos, con un 18 por ciento de diferencia entre un producto y el otro. También fue multada por 15 millones por la falta de fecha en los envases secundarios de distintos productos que tenían en depósito.

Procter & Gamble Argentina fue multada por 80 millones de pesos por la comercialización simultánea de productos con características similares, con una variación de precio del 12,5 por ciento. En este caso, se trata de pañales Pampers, y la diferencia en el envase era la leyenda “Extra plus” e “Hipoalergénico”. También Arcor deberá pagar 12 millones de pesos ante la falta de respuesta a los requerimientos solicitados por incumplimiento de precios en el programa Precios Justos. Y finalmente Sancor, que fue multada por la falta de origen en el envase por el monto de 8 millones de pesos.

Oficio de candidato

De cara a la definición de las listas y la tensión dentro del Frente de Todos sobre presentar un candidato único para las elecciones presidenciales o dirimir la fuerza en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), desde el entorno de Sergio Massa defienden su candidatura: "Es un tipo que trajo orden a la Argentina", aseguran y agregan que "es un ministro que tuvo problemas con los precios y no con las cantidades, nunca hubo escasez. Además, tiene oficio de candidato. No es lo mismo ir a un acto, que no te funcione el micrófono y no enojarte con el equipo técnico o llegar a un lugar con dos personas y no deprimirte. Eso se gana con experiencia. Es una figura con la capacidad de sintetizar y metabolizar. Puede esuchar conflictos y ordenarlos para que salga un producto mejor".

La contracara: importaciones

La contracara de las negociaciones de precios son las autorizaciones de las importaciones que también pasan por la Secretaría de Comercio. "En lo que va del año (ene - mayo) se aprobó un 88 por ciento del total de las solicitudes ingresadas al SIRA", se defiende de las acusaciones sobre el "cepo a las importaciones" el secretario de Comercio Matías Tombolini desde su cuenta de Twitter. Hay 15.000 millones, casi dos meses y medio de importaciones, que se encuentran con SIRA aprobadas pero que no se ejecutaron "por especulación", arriesgan desde Economía.

Según fuentes de Economía, las importaciones totales en abril van a ser "récord". Entre enero y mayo, las importaciones crecieron un 21 por ciento interanual. "Las empresas se quejan de llenas, porque quieren más que lo que Argentina le puede dar con este tipo de cambio. Hay que darle a la industria lo que la industria requiere para seguir creciendo, porque lo que más aumentaron fueron los insumos para producir. La tensión aparece en el plazo de pago", siguen desde Economía.

Los plazos de pago se disminuyeron con las importaciones de yuanes. De acuerdo al equipo económico, el 15 por ciento de lo autorizado en abril y en mayo fue realizado en esa moneda. En el año, en Economía esperan que haya 10.000 de los 80.000 millones de dólares de importaciones anuales pagados en yuanes. "Y otro tanto con dólares propios. Hasta mayo, el 6 por ciento de las importaciones realizadas fueron financiadas con dólares propios", aseguran.





Fuente: pagina12.com.ar


TE PUEDE INTERESAR