BUENOS AIRES CLIMA

RADIO ALMAFUERTE

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Sociedad Consumo masivo enfrenta un derrape sin precedentes
Consumo masivo enfrenta un derrape sin precedentes
  • Compartir
  • 27

Consumo masivo enfrenta un derrape sin precedentes

El último informe sobre el consumo masivo en Argentina al inicio de 2024 pinta un panorama sombrío respecto al bienestar económico de sus habitantes. Según datos del Indec, las ventas en supermercados en enero sufrieron un desplome del 13,8% en comparación con el año anterior y un descenso del 3,4% con respecto a diciembre. Estas cifras marcan el punto más bajo en el consumo dentro de supermercados desde enero de 2017, alcanzando mínimos no vistos desde los tiempos posteriores a la desvinculación de la convertibilidad.

La firma Scentia, por su parte, registró un decremento del 8,3% en el consumo de supermercados en febrero, manteniéndose estables los autoservicios. Las categorías más afectadas incluyen las bebidas alcohólicas (con una caída del 11,5%), alimentos para el desayuno y merienda (descenso del 6,4%) y productos de higiene y cosmética (reducción del 5,8%). Información preliminar obtenida por Página/12 indica que la primera mitad de marzo continuó con esta tendencia, evidenciando una caída similar del 8%.


La CAME también reportó una disminución considerable del 28,5% en el consumo minorista en enero, destacando bajas significativas en sectores como farmacias (-45,8%), alimentos y bebidas, ferreterías, perfumerías y calzados. En lo que respecta a los centros comerciales, el Indec reportó una baja del 21,3% en enero, mientras que los autoservicios mayoristas registraron caídas del 8,1% interanual y del 1,9% mensual.

Este declive del consumo masivo es ampliamente generalizado, con la gran mayoría de la población enfrentando restricciones económicas. Un estudio de la consultora Marketing&Estadística reveló que el 89% de los consumidores tuvieron que recortar gastos domésticos, sin distinción de nivel educativo. La elección de marcas más económicas y la reducción de salidas a comer fuera son algunas de las estrategias adoptadas para ajustar los presupuestos.


El comportamiento de compra también ha cambiado, con preferencias hacia compras más pequeñas y esenciales. El ticket promedio en supermercados fue de 13.857 pesos en enero, muy por debajo de la tasa de inflación del período. Esto refleja un cambio en los hábitos de consumo, con menos personas comprando en supermercados de cadena y un aumento en las compras en mayoristas y tiendas locales.

Este contexto de reajuste de precios agresivo por parte de las empresas ha llevado a la acumulación de stocks, como se evidencia en casos como el de Coca Cola, que ha tenido que liquidar productos debido a la disminución de las ventas, y en el sector de alimentos perecederos, donde se busca mejorar la visibilidad de productos cercanos a su fecha de vencimiento.


TE PUEDE INTERESAR