BUENOS AIRES CLIMA

RADIO ALMAFUERTE

  • Nuestras Redes Sociales:
Home Economia Recategorización Monotributo: Cómo y cuándo ajustar tu categoría fiscal
Recategorización Monotributo: Cómo y cuándo ajustar tu categoría fiscal
  • Compartir
  • 35

Recategorización Monotributo: Cómo y cuándo ajustar tu categoría fiscal

A continuación, te proporcionamos información detallada sobre cómo llevar a cabo el proceso de recategorización en el monotributo.

Semestralmente, la AFIP solicita a todos sus contribuyentes que ingresen ciertos datos para evaluar si deben mantenerse en la misma categoría del monotributo o si les corresponde una nueva.

Cada enero y junio, la AFIP requiere que los monotributistas realicen la recategorización. Este proceso implica proporcionar información sobre ciertos parámetros para determinar la categoría final del monotributo.


Una vez que se ingresan los datos, se verifica si corresponde una categoría superior, inferior o si se mantiene la misma, según los montos del período anterior. El cambio, si es necesario, se implementa en el mes subsiguiente (febrero o julio), y el contribuyente comienza a abonar su nueva categoría.

Los parámetros que determinan si debes cambiar tu categoría en el monotributo son:

Ingresos brutos:

Se refiere al dinero que ingresa a tus cuentas bancarias, billeteras digitales, efectivo, entre otros medios de pago, por la venta de bienes y/o servicios, sin descuentos ni deducciones.
Superficie afectada al negocio:

Si desarrollas tu actividad en un local físico (ya sea propio o alquilado), cada categoría tiene un límite de metros cuadrados. Cambios en la superficie del local, ya sea expansión o reducción, pueden afectar tu categoría.

Energía eléctrica consumida anualmente:

Este parámetro tiene en cuenta el consumo anual de energía eléctrica. Si hay cambios significativos en este consumo, podría influir en tu categoría.
Alquileres devengados anualmente:

Si alquilas un espacio para desarrollar tu actividad, los alquileres devengados anualmente son un factor a considerar en la recategorización.

Precio unitario máximo para la venta de cosas muebles:

Se refiere al valor máximo unitario permitido para la venta de bienes muebles. Si vendes productos, es importante tener en cuenta este límite.

Es esencial revisar estos parámetros cada vez que se realice la recategorización y ajustar tu categoría en caso necesario para evitar inconvenientes con la AFIP.



Para recategorizarte en el monotributo, sigue estos pasos:

Ingresa a la página oficial de AFIP y selecciona la sección de "Monotributo".

Escribe tu número de CUIT y contraseña.

Haz clic en la opción "Recategorizarme".

El sistema mostrará tu categoría actual con sus parámetros. Haz clic en el botón "Continuar recategorización".

Ingresa los montos facturados en los últimos 12 meses (ingresos brutos).

Proporciona los datos correspondientes a los parámetros como superficie afectada al negocio, energía eléctrica consumida, alquileres devengados y precio unitario máximo para la venta de cosas muebles.

Una vez que hayas ingresado todos los datos, el sistema te mostrará tu nueva categoría en base a esa información. Si hay errores, haz clic en "Volver" para corregirlos; si está todo correcto, haz clic en "Confirmar categoría".

El sistema te informará que la transacción se realizó correctamente, y podrás imprimir tu nuevo comprobante de pago.

Es importante realizar este proceso de recategorización cada seis meses para asegurarte de estar en la categoría correcta según tus ingresos y demás parámetros.



¿Por qué se realiza cada 6 meses la recategorización del monotributo?

La recategorización cada 6 meses se realiza por varios motivos. En primer lugar se debe a que el fisco busca, a través de su sistema impositivo, que los contribuyentes paguen en base a su capacidad contributiva.


De esta forma, si tu poder adquisitivo “aumentó”, según los parámetros del fisco, entonces deberás abonar una cuota superior, mientras que si este “disminuyó”, ingresarás en una categoría inferior.

De igual forma, cabe recordar que superar un solo parámetro de una categoría es motivo suficiente para una recategorización a una categoría superior, independientemente del dinero obtenido. Por ejemplo, si tus ingresos corresponden a la categoría “A”, pero tu consumo eléctrico fue “alto” y corresponde a la “E”, tu categoría será esta última.

Además, en el caso de superar algún parámetro de las categorías máximas (“H” para venta de servicios y “K”p ara ventas de bienes muebles) perderás tu condición como monotributista.


Asimismo, en la recategorización, se actualizan los montos periódicamente debido a la inflación. Esto evita que un crecimiento nominal de dinero genere que abones por encima de tu capacidad contributiva, además de actualizar los montos que se debe abonar por cada una.


TE PUEDE INTERESAR